Contaminación Minera y Minería Informal en La Libertad

  La actividad minera en el Perú  es una fuente importante de desarrollo económico que anualmente mueve grandes masas de dinero  en diferentes regiones. Su dinamismo no sólo estimula la economía nacional, sino también la regional  y  beneficia fiscalmente a los distintos niveles de gobierno subnacional, lo que a su vez “debería” repercutir en el bienestar de la población, “debería” ya que la normatividad jurídica de nuestro país dispone que así sea.

En las diferentes provincias de la región La Libertad, la producción minera está dirigida a la extracción de oro, plata, zinc y plomo. Estas empresas  que laboran sobre todo en la serranía liberteña , corresponden a la gran y mediana minería pero también existen  pequeños productores mineros. Por mencionar algunos:  

En producción aurífera, la principal empresa es la Minera Barrick Misquichilca S.A. En cuanto a la  plata , el mayor productor en la región es Pan American Silver S.A. con su mina en Quiruvilca, a su vez también destaca en tercer lugar la Minera Cascaminas S.A.C., una empresa calificada como pequeño productor minero. Otros productores importantes son la Compañía Minera Aurífera Santa Rosa y la Compañía Minera San Simón S.A.  

Todas estas empresas están responsabilizadas de cumplir con las regalías y lo estipulado de acuerdo con el canon minero establecido, es así que solo en el mes de agosto del 2008 la región La  Libertad recibió un total de S/. 283’398,346.41 por concepto de canon minero. Del total mencionado, S/. 70’849,586.63 fueron destinados al gobierno regional, incluyendo la proporción correspondiente a las universidades.  

En cuanto a los gobiernos locales, aquellos que obtuvieron mayores transferencias fueron la municipalidad distrital de Usquil, la municipalidad distrital de Quiruvilca (provincia de Santiago de Chuco), la municipalidad provincial de Santiago de Chuco, la municipalidad distrital de Sanagorán (provincia de Sánchez Carrión) y la municipalidad provincial de Sánchez Carrión – Huamachuco.  

El Ecosistema regional reclama  

A pesar de esto,  los pobladores de muchas de éstas localidades, “directamente beneficiadas”, se encuentran descontentos con las actividades de las empresas asentadas en sus provincias, e incluso en muchas de ellas ya se han presentado un pliego de reclamos para la revocación de las concesiones y licencias de las mineras ya mencionadas; todas estas quejas circulan en torno a un solo tema : La Protección Medio Ambiental y la Reducción de la contaminación por desechos producto de las actividades mineras.  

La explotación de los recursos minerales que se encuentran en la superficie, en el subsuelo o en los lechos de los ríos con frecuencia da lugar a modificaciones rápidas del ecosistema circundante, superando su capacidad de autodepuración lo que conlleva a una creciente contaminación del medio ambiente.Las principales fuentes de contaminación en estos casos son:  

  • Efluentes emitidos a la atmósfera por las operaciones mineras y metalúrgicas.
  • Efluentes líquidos de las canchas de relaves.
  • Efluentes líquidos generados en los procesos metalúrgicos.
  • Drenaje de agua de mina.

En nuestra región, el agua es el recurso más contaminado debido a los relaves mineros que son arrojados en los ríos y por ende son llevados hacia el mar; el río Moche es un ejemplo de esta problemática.  

Contra esto el Ministerio de Energía y Minas a través de la Dirección general de Asuntos Ambientales estableció el Decreto Supremo Nº 016-93-EM  con el fin de corregir, evitar y/o mitigar los daños ocasionados y los que pudieran ocasionar, las labores de explotación y operación minero-metalúrgico, a través de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) y los Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA); razón por la cual las compañías mineras que se encuentran operando invierten grandes cantidades de dinero para cumplir con estas políticas de protección.  

Sin embargo existen indicios de que no siempre se siguen los estándares establecidos para la correcta extracción de minerales e incluso se violan los pactos mencionados para aminorar el costo que implica el tratamiento de los desechos de sus propias empresas.  

Minería Informal:  Nadie agarra al “Toro” por las astas”  

Cerro "El Toro". Vista de la extracción minera.

Más el problema no solo deriva de las grandes empresas, sino también se acompleja por la irresponsabilidad de algunos  “pseudo empresarios” que inaguran plantas de extracción de minerales informales en varias localidades de la región, ésto con el fin de evadir sus responsabilidades fiscales y evitar el trámite que las licencias correspondientes le llevarían, ya que la mayoría de estos centros de extracción no cuentan ni con el más minimo requisito para la protección ambiental y cuidado sanitario .  

Uno de los casos mas sonados en los últimos años en la región La Libertad, es el del Cerro “El Toro”, ubicado en Shiracmaca, un caserío del Distrito de Huamachuco en la Provincia de Sánchez Carrión. La contaminación ambiental a causa de la minería informal (artesanal) ha elevado la preocupación por la salud de los habitantes de aquella localidad, ya que  los residuos mineros de la zona de extracción ubicada en dicho cerro, se extienden y envenan no solo a plantas, cultivos y animales, sino también a los pobladores.  

Pérdida de animales domésticos y bienes materiales.

Debido a la minería informal en el Cerro “El Toro”, mas de mil 500 familias de la comunidad de Shiracmaca,  están expuestas a la contaminación por cianuro, arsénico, mercurio y plomo. En  dicho cerro existen un aproximado de 600 pozas de cianuración, con un volumen de uso de cianuro de 4 mil a 6 mil kilos mensuales; los relaves son arrojados al aire libre; asimismo, se da un transporte ilegal de cianuro, con un promedio de 17 camiones mensuales.  

Los efectos directos del cianuro en la población se observan de tres maneras: a nivel de problemas gastrointestinales, insuficiencia respiratoria y problemas dermatológicos. Está confirmado el daño a nivel gastrointestinal debido a la acidez y dolores que tienen muchas personas con posibles problemas de úlceras detectándose que el agua que consumen tiene alta acidez. El pH del agua de Shiracmaca es de 6.2 y 6.3 cuando lo normal debe ser de 7.0.  

 El segundo problema, la insuficiencia respiratoria, se ha comprobado por la disminución en la capacidad de respirar, pues deben realizar dos o tres inspiraciones más de lo normal. En cuanto a los problemas de la piel se hace evidente en niños la presencia de prurito y ronchas en brazos cuerpo y además del bajo estado nutricional. Todo ello necesita una intervención conjunta para disminuir los efectos de la contaminación de la minería informal en dicha localidad.  

Las advertencias ante el peligros que significan estos tóxicos han sido constantes ya que existe siempre el inminente peligro que los residuos se movilicen hacia las partes bajas de la localidad debido a a las lluvias torrenciales .  

Mientras tanto durante años se han registrado perdidas  de animales domésticos y materiales (casas, granjas, etc), pero el principal  problema radica en los terrenos de cultivo que han recibido toda la descarga de los desechos mineros. A pesar de que se realizaron varios informes que fueron mandados a la  Dirección Regional de Energía y Minas con la finalidad de que asuman su rol en dicho tema, aún no existen las medidas pertinentes para el control de estas actividades.  

Pérdida de cultivos por pozas de relave.

Aún así se requiere de especialistas para que realicen un estudio de impacto ambiental (analicen los terrenos de maíz, papa y forraje para alimento de animales a fin de determinar el grado de contaminación y si están aptos para seguir utilizándolos).  

  Estudios realizados  

Un grupo de docentes y estudiantes de la facultad de Farmacia de la Universidad Nacional de Trujillo (UNT) en trabajo conjunto con la empresa INGENIEROS MINERIA Y CONSTRUCCION S.A.C. investigaron el impacto de la minería informal en el cerro El Toro. Según el jefe del equipo de trabajo, Cesar Augusto Corcuera Horna el objetivo fue determinar la repercusión ambiental que produce la minería informal en dicha localidad, ubicada a 15 minutos de la ciudad de Huamachuco. Asimismo dentro del cronograma de investigación,se programaron trabajos para medir el impacto del cianuro en los niños que trabajan en las minas. “La idea fue determinar, tras llevar las muestras al laboratorio, el grado de toxicidad que tienen los niños en la sangre y obtener la esperanza de vida que tendrían los menores en Huamachuco”, dijo Corcuera.  

<

 Se puede acceder a todo el estudio a través de este link: Estudio de la mineria informal en el cerro El Toro de Huamachuco.
About these ads
Esta entrada fue publicada en Medio Ambiente. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s